Tv3, fundida a negro

2007
Un bitllet publicat el 2007 al Periódico de Catalunya. El mite de l’etern retorn o el passat que no passa ….

TV3, FUNDIDO A NEGRO

“Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye (…) el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. Así reza el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que, a lo largo del día de ayer, fue invocado retóricamente por nuestros gobernantes en los actos de celebración del Día Mundial de los Derechos Humanos. Cincuenta y nueve años después de la proclamación de la citada Declaración, el gobierno valenciano ha celebrado la efemérides clausurando los repetidores que distribuyen la señal televisiva de los canales de la Corporació Catalana de Ràdio i Televisió en las comarcas del sur del País Valenciano, en un patético intento de obstaculizar el libre flujo de la información inherente a los avances tecnológicos. No cabe errar de nuevo en el diagnóstico. Lo que está en juego en Valencia no es el principio de legalidad, sino las convicciones democráticas más elementales, que no son exactamente lo mismo, por lo menos desde el siglo XVIII.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *